Un anciano embaraza a su novia de 20 años.
Un hombre de 90 años llega al médico para su revisión rutinaria.
El médico le pregunta:
– ¿Cómo se siente?
– Nunca he estado mejor. Mi novia tiene 20 años, ahora está embarazada y vamos a tener un hijo.
El médico piensa un momento y dice:
– Déjeme contarle una historia:
– Un cazador que nunca faltaba a la temporada de caza, salió un día de casa con tanta prisa, que se confundió cogiendo el paraguas en lugar del rifle.
Cuando llegó al bosque, se le apareció un gran oso. El cazador cogió el paraguas, apuntó al oso y disparó. ¿No sabes qué pasó?
– No lo sé. -respondió el anciano-.
– Pues que el oso cayó muerto delante de él.
– Imposible -exclama el anciano-, ¡alguien más debió disparar!
– Claro, hombre, ¡a eso quería llegar!


4/5 - (1 voto)