Si te gustan las mujeres bonitas, arregla la tuya

Si te gustan las
mujeres bonitas,
arregla la tuya.
No hay mujeres
feas,
sólo maridos
tacaños.