Se encuentran dos amigos

Se encuentran dos amigos y
dice uno:
— No sé qué hacer con mi
bisabuelo, se come las uñas
todo el tiempo.
— Al mio le pasaba igual, y le
quité la mania en un momento.
— Como? ¿Le amarraste las
manos?
No, le escondí los dientes.