Estaba Pepito y le dice a

su mamá:

– Mamá la ropa se come.

– No ¿Porque hijo?

– Porque mi papá le dijo

a la señorita de aseo:

– Quitese la ropa que me

la voy a comer.