¡Papá, Papá! Vinieron a preguntar sí aquí vendían un burro.

-¡Papá, Papá! Vinieron
a preguntar sí aquí
vendían un burro.
-¿Y que les dijiste hijo?
-Que no estabas.

Valora Este Articulo