Jamás y nunca verán caer a la persona que está leyendo esto.

Porque Dios es el que la sostiene. Amén gloria a Dios.

Valora Este Articulo