Cierto día en el manicomio se ahogaba un loco

Cierto día en el manicomio se ahogaba un loco en la piscina cuando llega otro loco y le salva la vida. Al día siguiente lo manda llamar el encargado y le dice:
Admiramos su valentía en haber arriesgado su vida para sacar a su amigo de la piscina pero lamentamos decirle que su amigo
se ahorco esta mañana.
Y el loco responde:
No puede ser, si yo solo lo colgué para que se secara!

Valora Este Articulo